domingo, septiembre 11

Violentos

Ha pasado hace menos de media hora. Iba en el coche con mi amigo, camino de casa. Un coche se nos cruza y se mete justo delante de nosotros casi dándonos. Mi amigo toca el claxon asombrado ante tal maniobra. El coche, que lo tenemos justo delante, frena y empieza a retenernos. Mi amigo lo adelanta y nos colocamos delante de ellos. Entonces, se nos ponen al lado y el conductor comienza a gritar por la ventana amenazarnos de muerte. Aceleramos y pasamos del tema, pero con la mala suerte de que llegamos al semáforo y se nos ponen al lado. Se bajan dos niñatos (de unos 25 años) del coche y se acercan uno por cada puerta con gestos violentos y amenazas varias. Nosotros por supuesto evitamos cualquier confrontación y llamamos a la calma. Uno de ellos incluso mete medio cuerpo por la ventanilla del copiloto (la mía) cerrando los puños y gritándole a mi amigo. Lo más gracioso, es que en el coche de ellos había una mujer también gritándonos a NOSOTROS que les dejáramos en paz que había una niña chica en el coche. Alucinante.Que por cierto, uno de ellos llevaba un llavero bien grande colgando con la imagen de una virgen. Para estar orgullosos.Por fin el semáforo se pone en verde y nos vamos. Ellos se van por otro lado. Mi amigo y yo estuvimos unos 5 minutos sin decir una palabra.En verdad estas situaciones me ponen bastante nervioso y de hecho aun lo estoy. No logro comprender que parte del cerebro puede fallar para intentar hacer daño a una persona que tan sólo te ha tocado la bocina (con o sin razón). Pero incluso siendo medio gilipollas, si tienes al lado a un amigo más racional, o a una mujer (que dicen que son más sensatas para estos temas) siempre he creído que uno intenta comportarse y reprimir los instintos de austrolopitecus. Pero no, no fue así. El gilipollas tenía al lado a un imbécil, y detrás a una subnormal (y una niña chica por lo que parece). Y claro, a todo esto le añades una media intelectual de 50…pues corramos y peguémosle a todo aquel que nos mire malamente.

"La violencia es el último recurso del incompetente". Isaac Asimov

"La violencia es el refugio de las mentes pequeñas." Proverbio chino

"El buen juicio no necesita de la violencia." León Tolstoi