domingo, febrero 8

1 - 2: PELOTAZO EN NERVIÓN

EL DERBI CAMBIA DE BARRIO
Sábado, 7 de Febrero de 2009 -- [23:56]

Después de trece años sin rascar bola en el Sánchez Pizjuán, el Real Betis de Paco Chaparro se ha cargado de oxígeno para afrontar con mucha más ambición un tramo final de Liga que al Sevilla, por el contrario, le puede resultar muy cuesta arriba si mantiene esta línea de tres derrotas seguidas. Triunfo histórico del Real Betis, que supo defender sin pasar demasiados apuros cuando el empuje inicial del Sevilla parecía decantar la balanza de parte de los locales, y que también supo atacar cuando se sacudió ese dominio y, sobre todo, cuando el Sevilla se quedó con uno menos, aunque ya antes estaba estirándose con cierto peligro. Pero sería un mal momento para hablar de la expulsión como elemento determinante porque el Sevilla venía de jugar dos partidos en superioridad durante una hora, y los dos los perdió. Duscher, eso sí, debió medir esa entrada que le costó la expulsión, quizá también debió ser cambiado porque es un jugador que va al límite y que con una tarjeta y en un partido muy intenso, tenía muchas papeletas compradas para irse a la calle, como así pasó. Sí cambió Paco Chaparro. Metió a Damiá por un agotado y casi lesionado Mark González. Y el Betis encontró un buen elemento para salir a la contra. Muy mal Emaná, que juega a otra cosa y que si su equipo ganó, como así fue, no fue en ningún caso por su aportación. Y el bofetón gordo le llegó al Sevilla, ya con Duscher fuera, por un balón directo de Melli entre los dos centrales que Sergio García aprovechó delante de Palop. Muy mala acción defensiva de un equipo que se rompió a raíz de esas dos jugadas que se agolparon en un par de minutos. El Betis hizo el segundo (Oliveira) y lo normal es que hubiese caído alguno más, pero un arranque de orgullo del Sevilla acabó con un gran gol de Kanouté y el Betis ya se conformó con lo ganado. El año pasado, un triunfo en el campo del Betis con mucha autoridad le sirvió a Jiménez para sentarse hoy en día en el banquillo del Sevilla. Ya veremos qué supone este mazazo. Paco Chaparro, por el contrario, ya tiene por delante las semanas que necesitaba para aprovechar el ‘efecto Oliveira’.

SEVILLA (1): Palop; Mosquera, Squillaci, Escudé, Fernando Navarro; Jesús Navas, Romaric (Maresca, 73), Duscher, Diego Capel (Adriano, 61); Acosta (Renato, 64) y Kanouté. 
REAL BETIS (2): Ricardo; Nelson (Odonkor, 92), Melli, Juanito, Fernando Vega; Arzu, Mehmet Aurelio, Emaná; Sergio García, Mark González (Damià, 52) y Oliveira (Juanma, 88). Goles: 0-1: Min. 69, Sergio García. 0-2: Min. 83, Oliveira. 1-2: Min. 91, Kanouté. Árbitro: Bernardino González Vázquez, gallego. Expulsó por doble amarilla al sevillista Duscher (m. 68). Amonestó a los locales Fernando Navarro y Escudé, y a los visitantes Mark González, Arzu, Oliveira, Nelson y Damià.