miércoles, abril 3

Explosión Cámbrica: el Big Bang de la biología

Nos encontramos al principio del periodo Cámbrico hace 542 millones de años. Debido a que la Luna se encuentra más cerca de la Tierra que ahora, nuestro planeta gira sobre si mismo más rápido y el día dura tan sólo 21 horas. Debido también a este efecto, las mareas son mucho más fuertes y hay grandes vientos en la superficie que está desprovista completamente de vida.
En el mar, la vida se limita a algunas criaturas pluricelulares de cuerpos blandos que se alimentaban filtrando el agua de su alrededor o de las densas colonias de bacterias del fondo oceánico.

Recreación de algunas especies marinas después de la explosión cámbrica

El Big Bang de la vida

De pronto, en un breve chasquido de dedos de apenas 10 millones de años (530-520 Ma), aparece la mayoría de los grupos de fauna básica que han existido en la Tierra por primera vez, siendo claramente reconocibles y estando completamente formados. De casi la nada, en ese breve periodo de tiempo aparece casi todo, incluyendo, por ejemplo, los primeros esqueletos, una autentica revolución biológica de la época. No hay ninguna evidencia fósil de un ancestro común y por tanto se desafían todos los mecanismos darwinianos.

Los trilobites aparecieron en la explosión cámbrica

Los registros fósiles encontrados en los últimos 150 años van demostrando que a diferencia de lo que se pensaba hasta ahora, los animales no se desarrollaron gradualmente de abajo a arriba, sino que aparecieron de repente. En recientes excavaciones en Chiengjiang (China), se han encontrado hasta 130 animales de una gran diversidad en filos y clases.

La hipótesis de los artefactos nos dice que si hubiese una extensa prehistoria animal antes de la explosión Cámbrica, debería haber abundantes restos fósiles de transición esperando a ser descubiertos o quizás eran tan solo formas de vida demasiado pequeñas o con el cuerpo demasiado blando para ser preservadas. No obstante, muchos expertos (entre ellos el Dr. Stephen C. Meyer de la Universidad de Cambridge) aseguran que los estratos anteriores al Cámbrico son bastante favorables para preservar los fósiles de estas supuestas criaturas de transición. De hecho, en el yacimiento anteriormente mencionado de Chiengjiang se han encontrado fósiles pre-cámbricos de tejidos de cuerpos blandos perfectamente conservados, incluyendo embriones de esponjas.

Las causas

No existe una causa generalmente aceptada para explicar la explosión cámbrica. Intentando preservar la Teoría de Darwin, hay argumentos que sostienen que mutaciones al azar, en especial sobre los llamados genes HOX (genes implicados en el desarrollo embrionario) pudieran haber acelerado drásticamente el procesos evolutivo, aunque este hecho es discutido por muchos expertos.



En biología, cada vez que quieres construir una estructura vital nueva tienes que proveer información nueva. Como mínimo, por muy simple que sea el organismo, necesitas un grupo de nuevos tipo de células y por tanto nuevas proteínas para servir a los diferentes tipo de células. Y para construir estas proteínas necesitas necesitas información genética en forma de ADN. La gran pregunta que plantea la explosión cámbrica es: ¿de dónde viene toda esta nueva información para desarrollar formas fundamentales de animales?