sábado, abril 27

¿Quién fue el último emperador romano?

El destino quiso que el último emperador romano llevara el nombre del fundador de Roma -Rómulo- y el del primer emperador -Augusto-. Flavio Rómulo Augusto fue puesto en el cargo por su padre y apenas duró un año en el poder.

Flavio Rómulo Augusto fue puesto en el trono por su padre
cuando tenía 14 años de edad tras dar un golpe de estado
- Foto vía Quiero Saber Más -

La caída del Imperio romano Occidental

El imperio romano estaba divido en dos -oriente y occidente- desde la muerte del emperador, nacido en HispaniaTeodosio I el Grande en el 395 d.C. 80 años después, el imperio estaba en total decadencia siendo una sombra de lo que una vez fue.

El padre de Rómulo Augusto era un ciudadano romano llamado Flavio Orestes. El emperador Julio Nepote le dio el cargo de general -Magister militum- y lo mandó a combatir a las Galias, donde venció a los visigodos que se habían rebelado. A su vuelta, y al mando de su compañía militar, decidió rebelarse contra el emperador y marchó con Rávena -capital del Imperio-, obligando al emperador Nepote a exiliarse. En la parte oriental del Imperio, había luchas por el poder y se mostró total indiferencia por el golpe de estado dado por Orestes.

El 31 de octubre de 475 d.C., Orestes decidió nombrar emperador del Impero a su hijo Flavio Rómulo Augusto de tan sólo 14 años de edad. Se desconoce el motivo de dicha elección, pero queda claro que fue Orestes quien tomaba todas las decisiones importantes mientras que en las monedas acuñadas figuraba el rostro y nombre de su hijo Rómulo Augusto.

Muchos romanos consideraban a este último emperador una autentica farsa y le pusieron el diminutivo de Augústulo - el pequeño- de forma despectiva, forma con la que la historia lo ha recordado: Rómulo Augústulo.

El líder de las tribus germánicas Odoacro, obligó al joven Rómulo Augusto a abdicar
- Foto vía Historias de la Historia -

En agosto del 476 Orestes fue apresado y ejecutado por soldados de una coalición de tribus germánicas liderados por Odoacro. Este continuó su ofensiva hasta conquistar Rávena y obligar a abdicar al joven Rómulo Augusto el 4 de septiembre de 476, acabando con el último emperador romano. Aunque este hecho en sí no tuvo ninguna profunda repercusión, ya que Roma no tenía por aquel entonces ya ninguna hegemonía y estaba en total decadencia.

Según parece, Odoacro se compadeció de Rómulo Augusto por su joven edad y le perdonó la vida, exiliandolo en el Castel dell'Ovo en Nápoles, donde se cree que Rómulo pudo vivir hasta el 510 d.C. aproximadamente en un retiro más o menos tranquilo.

¿Rómulo Augusto o Julio Nepote?

Lo cierto es que Rómulo fue un usurpador del trono y aunque Julio Nepote fue obligado a exiliarse, se siguió considerando legalmente emperador romano hasta su asesinato en Dalmacia en el 480. De hecho, tras la conquista de Odoacro, éste no tomó el título de emperador para sí mismo e incluso se acuñaron monedas en la época con el nombre del emperador Julio Nepote. Por tanto, hay historiadores que argumentan que Nepote debe ser considerado el último emperador romano.

La caída del Imperio romano Oriental


Constantino XI fue el último emperador romano oriental. Cuando el sultán que asediaba 
Constantinopla le ofreció la rendición a cambio de su vida y la de los habitantes de la ciudad, este dijo:
"Darle la ciudad no es mi decisión ni la de ninguno de sus habitantes; hemos decidido,
por nuestra propia voluntad, combatir y no salvar la vida"

- Foto vía @ByzamtiumEmpire -

Casi mil años más sobrevivió la parte oriental del Imperio, que como estado cristiano heredero del imperio romano sobrevivió durante toda la edad media en el mediterráneo oriental conocido -posteriormente- como Imperio Bizantino cuya capital estaba en Constantinopla (actual Estambul).

El último emperador romano oriental fue Constantino XI Paleólogo, que murió en el 29 de mayo de 1453 defendiendo Constantinopla del asedio y ataque del sultán Mehmed II.