jueves, agosto 8

El meteorito que acabó con los Clovis

Hace 14.000 años estábamos al final del último periodo glacial que ha experimentado la Tierra, la llamada glaciación Würm. Los niveles de los océanos estaban muy bajos y el estrecho de Bering -que une Asia con Norteamérica- era un puente transitado por humanos y animales. Los primeros pobladores en llegar a Norteamérica reciben el nombre de cultura Clovis, y su máximo esplendor fue entre los años 11.250-10.600 a.C. según los estudios de radiocarbono. Pero la cultura Clovis desapareció súbitamente y durante 500 años desaparecieron los registros humanos en toda Norteamérica. El causante podría ser un devastador meteorito.

Los primeros pobladores de Norteamérica desaparecieron súbitamente hace 12.000 años
- Foto vía Taringa -

La desaparición de una cultura

Recientes investigaciones parecen demostrar que hace 12.900 años un fuerte impacto cósmico dio fin a los primeros pobladores de Norteamérica, la cultura Clovis. En un bloque de hielo de Groenlandia correspondiente a una época de un radical cambio climático conocida como "Younger Dryas", se ha detectado una capa de platino. Este periodo es considerado en el que los Clovis desaparecieron y la concentración de platino en niveles 100 veces superiores a lo normal parecen corroborar la hipótesis del impacto cósmico.

Por el estudio de los isotopos de oxígeno en el hielo, se sabe que el periodo "Younger Dryas" significó un rápido enfriamiento del clima durante 1.700 años que hizo a ciertas latitudes del hemisferio norte volver a la época más duras de la glaciación.

La hipótesis de un meteorito que acabó con la cultura Clovis va cobrando fuerza
- Foto vía Socyberti -

Un impacto de un meteorito de tamaño adecuado lanzaría a la atmósfera residuos suficientes como para enfriar la Tierra y hacer desaparecer decenas o cientos de especies e incluso grupos humanos. Los científicos siempre se han peguntado porqué en la mayoría de asentamientos Clovis no hay evidencias de ocupación humana tras la desaparición de éstos, y en los que las hay, los sedimentos muestran que no volvieron a ser ocupados hasta al menos 500 años después.

Lo cierto es que poco se sabe sobre la desaparición de los primeros cazadores-recolectores norteamericanos y aunque hay algunos científicos que se muestran escépticos al respecto, la teoría del meteorito destructor comienza a ganar enteros.