martes, junio 17

El imán más potente del mundo

Magnesia de Sipilos fue una antigua ciudad del Reino de Lidia, situada a unos 65 km de la actual ciudad turca de Esmirna. Se dice que en esta ciudad se registró por primera vez la extraña propiedad de ciertas piedras que atraían el hierro y que los trocitos de hierro atraídos, atraían a su vez a otros. Fue el descubrimiento del magnetismo.

Desde entonces, el ser humano ha utilizado el magnetismo para numerosas aplicaciones, fabricando imanes permanentes artificiales. Someter ciertos objetos a campos magnéticos muy potentes tiene un alto interés científico. Por ello la pregunta es: ¿cuál es el imán más potente fabricado por el hombre?

Los super imanes tienen una gran utilidad en la investigación científica
- Foto vía Sean Bennett -

Neodimio y resonancias magnéticas

Si hablamos en pequeña escala, los imanes más potentes que podemos encontrar son los de neodimio. En 1982 la empresa estadounidense General Motors junto con la japonesa Sumimoto Metal Industries desarrollaron el primer imán de neodimio (Nd2Fe14B), un potente imán permanente hecho de una aleación de neodimio, hierro y boro. Estos imanes han encontrado rápidamente aplicación en la industria moderna. Podemos encontrarlos en discos duros, guitarras eléctricas, altavoces y auriculares, servomotores, etc.

Pero aun podemos encontrarnos imanes mucho más potentes en un entorno cercano. Me refiero en concreto a las resonancias magnéticas. Estos equipos médicos de diagnóstico utilizan un potente campo magnético para poder funcionar. Las resonancias cerradas son enormes imanes de neodimio, mientras que las abiertas generan en potente campo magnético con una bobina superconductora. Si alguna vez has estado cerca de un equipo de estos habrás podido comprobar las medidas de seguridad que existen para que nadie se acerque con objetos metálicos (ferromagnéticos más concretamente)

Como referencia, indicar que el campo magnético de la Tierra es de unos 5x10-5 Teslas [T]. Los pequeños imanes de neodimio suelen tener un campo magnético típico de unos 0,2 Teslas. Una resonancia magnética abierta puede ser de 0,3-0,5 T y una cerrada puede llegar hasta 5 T.

El imán más potente del mundo es de 45 Teslas y se encuentra en el Magnet Lab de Florida
- Foto vía MagLab -

Superimán de 45 Teslas

Si nos apartamos del interés más útil y práctico de los imanes y nos movemos al terreno científico, encontramos la necesidad de someter ciertos materiales a campos magnéticos inmensamente potentes. El objetivo no es otro que usar los campos magnéticos de mucha potencia para pruebas con materiales en condiciones extremas de calor y presión, en especial para casos de nanociencia.

En la Universidad Estatal de Florida (EEUU) construyeron en 2011 el que es -hasta la fecha- el imán más potente del mundo. Tiene un campo magnético de 45 Teslas, es decir, 900.000 veces superior al campo magnético terrestre y casi 10 veces superior a cualquier resonancia magnética que podamos encontrar en un hospital.

Con un coste de 2,5 millones de dólares y una necesidad de casi 10.000 litros de agua para enfriar su núcleo cuando está en uso, los descubrimientos hechos en este "Magnet Lab" permitirán a los investigadores mejorar los materiales y utilizarlos para hacer mejores productos, tales como células solares o semiconductores para la próxima generación de computadoras.

Fuentes: http://www.magnet.fsu.edu/mediacenter/features/meetthemagnets/ 
http://www.clarin.com/sociedad/Crearon-iman-poderoso-mundo_0_520748184.html