jueves, mayo 27

El vendedor de seguros

Estaba sólo en casa y ha sonado la puerta. Serían las 9 de la noche aproximadamente. He abierto justo cuando ya se iba, pero ojalá no hubiera abierto. Era un hombre de unos 50 años con no mucho pelo, moreno, más bajo que yo y con un traje antiguo. En la mano llevaba una carpeta. Vendía seguros: de vida, familiares y no sé que más. El caso es que me ha dado una angustia horrible. Lo he visto ahí, tan triste, con su edad y pateandose casas a esa hora para poder vender un maldito seguro. ¿Cuantas casas deberá visitar para poder vender un seguro? y ¿cuantos seguros debe vender para poder mantener a su familia?. Es un trabajo muy jodido. Tengo un amigo que lo hace, pero él es joven, estudiante universitario y lo hace sólo para sacarse unas pelillas. Pero este hombre es lo único que tiene, y con su edad nadie quiere contratarlo. Yo sólo le he podido decir que mis padres no estaban y que gracias pero que yo no podía hacer ningun seguro. Me ha dado las gracias y se ha ido a otra casa. Encima no es el tipico vendedor pesado, sino que se resigna al primer no...
No sé si soy un tonto pero siento verdadera pena. Maldito sistema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario