martes, octubre 26

No me llames iluso...

Soy un iluso, a veces peco de inocente. Resulta que leo en un periódico universitario que debido a un acuerdo entre Toshiba y el Grupo Santander se van a ofrecer ordenadores portátiles a precios muy reducidos y con una financiación muy buena a estudiantes universitarios. Por unos 20 euros al mes podría tener un portátil de última generación.La noticia por supuesto me entusiasmó. Me vendría de maravilla un portátil, así que no me faltó tiempo para ir esta mañana al banco a preguntar. 20 euros al mes es un precio que un estudiante sin dinero ni trabajo se puede más o menos permitir. Pero claro, no todo es tan bonito. Efectivamente, me pueden conceder el ordenador, pero para ello tengo que presentar la nómina de los últimos tres meses…. ¡¡pero qué nómina si soy estudiante!!. Ya sé que los bancos son todos iguales y que esto no es nada nuevo, pero es que jode bastante. Ordenadores para estudiantes pero que trabajen y tengan nómina... es que no tiene sentido. Me gustaría saber que tanto por cierto de estudiantes universitarios trabaja y tiene nómina. En fin, alucinante.

Cambiando de tercio, hoy se ha presentado en delegación sin previo aviso JMV, mi sensei de GO y jugador de categoría 1º dan amateur. Ha jugado unas partidas simultáneas allí y ha estado bastante divertido el rato. Por cierto, le he ganado (con 9 piedras de ventaja, claro).