domingo, marzo 17

Extinciones masivas (parte 2/5)

2. Extinción masiva del Devónico

Retrocedemos en nuestra máquina del tiempo a hace 360 millones de años. En ese momento, hay un periodo de extinciones que duró nada más y nada menos que 20 millones de años, donde el 83% de las especies desaparecieron para siempre del registro.

Antes de la extinción: El Devónico. Los primeros árboles.


Distribución de continentes en el Devónico.
El gran continente de la parte inferior derecha es Gondwana, en el centro Euramérica y en el norte Siberia.

Han pasado 84 millones de años desde la última gran extinción. Los niveles de oxígeno atmosférico son el 75% de los actuales y la temperatura media está 6ºC por encima de la actual. El nivel del mar era elevado en todo el mundo, y gran parte de las tierras estaban sumergidas bajo mares someros. El resto del planeta estaba dominado por el gran y enorme océano Panthalassa.

La vida se ha extendido de forma increíble por todo el planeta: en los océanos nadan con total libertad tiburones primitivos entre grandes y extensos arrecifes de coral. Hay una gran diversificación de peces.

En tierra firme, las primeras plantas con semilla se extienden formando grandes bosques, y los primeros anfibios comienzan a rondar la superficie terrestre.
Aparecen los primeros árboles conocidos, llamados Wattieza, de más de 8 metros de altitud y de ramas sin hojas.

La extinción


Recreación artística del Devónico

El 83% de las especies presentes en el Devónico desaparecieron del registro, afectando especialmente a la vida marina. Fue hace unos 364 millones de años. La mayoría de los peces agnatos (sin mandíbulas) desaparecieron de repente. Los corales que habían dominado el periodo se extinguieron.

Causas

No queda nada claro que motivos hubo para dicha extinción. Una de las principales hipótesis es un enfriamiento repentino del planeta. Apoyan este hecho la proliferación de organismos adaptados a las bajas temperaturas durante la crisis o la presencia de sedimentos glaciares de la época Devónica en el norte de Brasil. Sin embargo hay argumentos que rebaten ciertos detalles de esta hipótesis.

Se barajan otras posibilidades como varios cráteres de meteoritos fechados en la época (el lago Siljan en Suecia es un candidato) , bajos niveles de oxígeno en el los océanos, cambios en los niveles de salinidad, vulcanismo, calentamiento global o incluso una crisis de biodiversidad. Es probable que fueran varios sucesos en un relativo corto periodo de tiempo los que provocaran la terrible extinción, pero parece ser que las pistas que necesitamos para tener argumentos de peso desaparecieron junto con las especies extintas hace 364 millones de años.


2. Extinción masiva del Devónico