martes, marzo 12

La historia de cómo 382 reclutadores persiguieron a un ingeniero imaginario

En el año 2010, la empresa Meebo, un cliente de mensajería instantánea que había sido fundado en 2005, se encontraba en un punto de inflexión: su JavaScript de cosecha propia les había dado una ventaja técnica sobre sus competidores e iba a ser su primer año con ingresos reales, por lo que habían prometido a sus inversores obtener beneficios importantes.

La empresa Meebo necesitaba duplicar su
equipo de JavaScript urgentemente

Realizaron un plan estratégico cuatrimestre a cuatrimestre para conseguir sus objetivos e inmediatamente, se dieron cuenta que una de las claves de crecimiento para el primero de los cuatrimestres, era duplicar su equipo web de JavaScript. Si no lo conseguían, su plan de innovación se estancaría y tendrían graves problemas para cubrir los ingresos previstos.

La cofundadora de Meebo,
creó al ingeniero fantasma
Pero se encontraron con el importante obstáculo de que había escasez de JavaScript ninjas, el único tipo de ingenieros que podía aportar a su empresa. Se probaron varias estrategias pero el problema de fondo seguía siendo que había muy pocos profesionales en el mercado con las habilidades necesarias, y la mayoría de ellos (en su zona) trabajaba en Google.

Aunque entrevistaban a varios ingenieros al día, el ritmo de crecimiento de la plantilla era muy lento, ya que les costaba acceder a los talentos del sector. Y para más inri, varias desarrolladoras del departamento se quedaron embarazadas con una diferencia de tiempo muy pequeña.

Ante esta situación, Elaine Wherry, co-fundadora de Meebo, supo que tenía que encontrar reclutadores especialistas en cazar a este tipo concreto de ingenieros, así que para atraerlos, creó un perfil ficticio, un ingeniero falso que atrajera a los mejores reclutadores y así éstos llegarían a ella. El nombre para su trampa: Pete London.

En dos años y medio de vida del ficticio Pete London, éste recibió 530 emails de 382 recultadores de 172 empresas y organizaciones diferentes. Le ofrecieron 7 iPADs, una XBOX, un MacBook Air, 5 incentivos de 1000 $  en efectivo seguidos de dos de 10.000 $, 8 cafés, 7 llamadas telefónicas y 6 invitaciones a almorzar.

El nacimiento de Pete London


La página web del ficticio Pete London

Elaine Wherry creó una sencilla página web para Pete London. Creó también un pequeño blog con algunas entradas y un enlace a un curriculum en su web. Pero no pasó nada.

Pasaron varias semanas y el ficticio Pete no atraía la atención de nadie. Entonces Wherry decidió crearle un perfil en LinkdIn y ¡bingo!. Al poco tiempo recibió un mensaje de Google. Unos días después Mozilla lo agregó a sus contactos y no mucho después Facebook hizo lo mismo. A partir de entonces, recibiría una media de un visita de un reclutador cada 40 horas, llegando (como hemos escrito antes) a un total de 530 emails de 382 recultadores de 172 empresas y organizaciones diferentes.

Pete London online:

Su webhttp://www.petelondon.com/
Su bloghttp://www.petelondon.com/blog/
Su CVhttp://www.petelondon.com/resume.txt

Elaine Wherry reconoce que finalmente no llegó a reclutar a ningún reclutador, valga la redundancia, de este experimento, pero si aprendió importantes lecciones sobre la forma de cazar talentos de forma online. En el post de mañana analizaremos esto.

PD: Meebo fue comprada en 2012 por Google por 100 millones de dolares.


Fuentes: http://www.ewherry.com/2012/06/the-recruiter-honeypot/
http://firstround.com/article/The-inside-story-of-how-382-recruiters-pursued-an-imaginary-engineer