miércoles, abril 10

España hace 1000 años

Hace poco publicábamos un post sobre España hace un millón de años. Vamos a viajar de nuevo al pasado -aunque esta vez no retrocederemos tanto- para ver como era la península ibérica hace exactamente mil años.

Es el año 1013 d.C. El Imperio Romano ya no existe en occidente desde hace tiempo y gran parte de la península pertenece al estado islámico, conocido como al-Ándalus y gobernado desde el Califato Omeya de Córdoba. En la parte norte de la península, los hispanos estaban organizados en diversos reinos y condados.




Guerra civil en al-Ándalus

En marzo del año 1009, hace apenas 4 años, Abderramán Sanchuelo -caudillo del Califato de Córdoba- fue asesinado tras una nefasta campaña bélica y estalla un periodo de inestabilidad y guerra civil conocido como la Fitna de al-Ándalus. Esto va a suponer la caída total del Califato de Córdoba y la aparición de hasta 39 nuevos reinos taifas (que significa bando o facción). Por tanto, nos encontramos en un momento de revueltas, turbulencias políticas y tensión en tres cuartas partes de la península.

El 19 de abril de 1013, los bereberes consiguen entrar en Córdoba gracias a la traición de un soldado que les abre la puerta y se dedican durante dos meses al saqueo de la ciudad, asesinando a muchos de sus habitantes y expulsando a los supervivientes. Los partidos bereberes comienzan a adquirir mucho poder y a obtener concesiones territoriales.

Fundación de Granada


La muralla defensiva original levantada por los ziríes de
Madinat Garnata para proteger la antigua ciudad

En este año 1013, un berebere de la dinastía Zirí -que servía como mercenario- llamado Zawi ben Ziri conquista Medina Elvira y como geográficamente es complicada de defender, desplaza su nueva capital Taifa a una colina más escarpada, unos 10 kilómetros al este, despoblada y donde hay restos de un antiguo oppidum ibérico que se usa o fue usada como fortaleza. Así fundó hace exactamente 1000 años Madinat Garnata, Granada, que 479 años después (1492) sería conquistada sin violencia por la corona de Castilla.