lunes, abril 15

El fin del mundo: La catástrofe malthusiana (parte 2/5)

Thomas Robert Malthus (1766-1834) fue un economista británico especializado en demografía. En 1798 publicó de forma anónima un libro titulado Ensayo sobre el principio de la población que se reeditó en 1803 con modificaciones. El libro nació como resultado de un intenso debate que Malthus mantenía con su padre -que era seguidor del pensamiento del político y escritor William Godwin- que argumentaba que la miseria era consecuencia de la inutilidad de los gobernantes, ya que la Tierra tiene suficientes recursos para alimentar a todos sus habitantes y lo único necesario sería una correcta planificación  por parte de los gobiernos y autoridades.

Thomas R. Malthus pronosticó la catástrofe malthusiana

Sin embargo Malthus no estaba de acuerdo con esta teoría y sostenía que el crecimiento demográfico era mayor que el de los medios de subsistencia, afectados por la ley de los rendimientos decrecientes.

La catástrofe malthusiana

En su Ensayo sobre el principio de la población Malthus determinó que la población aumentaría con más rapidez que el suministro de comida, pronosticando un colapso demográfico. Si bien esto no representaría el fin de la raza humana, si llevaría al fin de este sistema tal y como lo conocemos.

La catástrofe malthusiana prevé un colapso demográfico por falta de alimentos
- Foto por James Cridland -

Malthus propone que las poblaciones humanas crecen exponencialmente (en este caso se duplican con cada ciclo) mientras que la producción de alimentos crece con una razón aritmética (es decir, con un incremento uniforme en cada intervalo de tiempo). Este argumento del aumento aritmético de los alimentos con un crecimiento geométrico simultáneo de la población humana predecía un futuro en el que las personas no tendrían recursos para sobrevivir.

Según el cálculo de Malthus la catástrofe debería haber sido en el año 1880. Aunque su pronóstico falló, parte de su teoría sigue vigente y el término catástrofe de Malthus se utiliza para describir situaciones críticas que hacen complicada la supervivencia de una población humana si persiste su tasa de crecimiento.

Según Naciones Unidas para el año 2050 seremos 9.200 millones de habitantes en el planeta -ahora somos 6.700- lo que implicará doblar la producción de alimentos para asegurar la supervivencia de todos, y eso sin hablar del agua.

¿Crees que hay un crecimiento descontrolado de la población que pueda acabar en un colapso demográfico?


Parte 2: La catástrofe malthusiana
Parte 5: Colapso social