lunes, mayo 13

La guerra que acabó con el 15% de la población

No, no estamos hablando de la primera ni de la segunda guerra mundial. Para trasladarnos al sangriento evento tenemos que retroceder 1257 años, cuando en China estalló la rebelión de An Lushan, que está considerada por muchos expertos como la primera gran guerra de la historia.

- Foto vía 234Daily -


La rebelión de An Lushan (安祿山之亂)

Es el año 756 d.C. La dinastía Tang controla el país y lo ha llevado a una gran época de esplendor. Pero comienza a existir un declive militar ya que el ejercito que fue hecho profesional (en lugar de existir las milicias) ha adquirido mucho poder e independencia del gobierno central. Cada vez los líderes militares adquieren mayor poder y consiguen un mayor control de la economía mediante la recolecta de impuestos de los campesinos.

An Lushan era uno de esos caudillos militares, de madre turca y padre sogdiano. Era comandante nombrado por el emperador de tres regimientos en el norte de China, lo que significaba que tenía prácticamente el poder de toda el norte del país. Aunque tenía el respeto del emperador y su concubina Yang Kuei-fei, el primo de esta última, Yang Guozhong, no le tenía demasiada estima ya que An Lushan no le hacía mucho caso y esto ofendía a Yang que intentaba hacerle la vida imposible.

Cuando An Lushan decidió rebelarse contra el emperador, tenía a sus ordenes una fuerza militar de 200.000 mil hombres. En menos de un año conquistó todo el noroeste de China y se autoproclamó emperador de una nueva dinastía que llamó Yen.

Poco después, los ejércitos rebeldes llegaron a la capital del imperio, Xi'an (antes llamada Chang'an), y obligaron al emperador Xuanzong de Tang a huir. Durante la huida, los guardasespaldas y militares de confianza del emperador le obligaron a ejecutar a su concubina Yang Kuei-fei y al primo de ésta Yang Guozhong conocedores que la rebelión había tenido origen en las presiones que Yang realizaba contra An Lushan.

- Foto vía ockoala -

A partir de entonces la rebelión de An Lushan fue a menos. Los rebeldes tuvieron una serie de derrotas que los mermaron mucho y un punto claro de inflexión cuando el propio hijo de An Lushan lo asesinó. El poder recayó entonces en un general de An Lushan llamado Shi Siming que tiempo después también fue asesinado por su propio hijo. Poco a poco muchos jefes militares fueron abandonando la autoproclamada dinastía Yen y el 17 de febrero del 763, 8 años después, se dio como erradicada completamente la rebelión de An Lushan.

36 millones de víctimas

Es difícil establecer el número exacto de muertes, pero basándose es los censos de población de antes y después de la rebelión, se calcula que murieron cerca de 36 millones de personas, la mayoría de ellas posiblemente por motivos secundarios a la guerra como el hambre y enfermedades.

En el siglo VIII se estima que la población mundial era de unos 230 millones de personas en todo el planeta, por lo que significa que en la rebelión de An Lushan falleció el 15% de la población. Tan sólo la segunda guerra mundial ha tenido un mayor número de víctimas, aunque en el cómputo global, estas representaron un 2% de la población. Por estos motivos, la rebelión de An Lushan es considerada por muchos historiadores como la primera gran guerra de la historia.