jueves, mayo 23

La supernova del año 1006 d.C.

Hace más de mil años, en el 1006 d.C. una nueva estrella apareció en el cielo durante 3 años. Era inusualmente tan brillante que fue documentada por personas de casi todo el mundo, existiendo reportes de observadores en Suiza, Egipto, Irak, China y Japón. Ha sido el evento estelar más brillante jamás registrado.

Localización estelar de la supernova SN1006
- Foto vía Sky & Telescope -



La SN1006

Entre el 30 de abril y el 1 de mayo del año 1006 hizo aparición en el cielo nocturno una estrella tan brillante que se podían distinguir los objetos del suelo en plena noche. Su luz era de color amarillo y el astrónomo egipcio Ali ibn Ridwan dejó escrito que su brillo era tres veces superior al de Venus.

Desde el año 1965 se sabe que fue la explosión de una supernova, que se vio en el límite entre la constelación Lupus y Centauro, la causante de dicho fenómeno. Se han detectado emisiones electromagnéticas provenientes de los restos de la supernova localizada a 7200 años luz de la Tierra. Esto quiere decir que la verdadera explosión de la supernova ocurrió en torno al 6194 a.C. para 7200 años después llegar hasta nosotros su luz y radiación.

La gigantesca burbuja de polvo y gas

Una supernova se forma cuando un astro tiene una masa superior en 8 ó 10 veces a la del Sol, entonces cuando agota su combustible la estrella se colapsa y explota quedando una pequeña enana blanca. Si la masa es aun mayor, el resultado puede ser una densa estrella de neutrones o un agujero negro.

Pero hay otro tipo de estrellas que acaban en supernovas, la del tipo la. Este tipo son sistema binarios -dos estrellas- en la que una enana blanca y una estrella normal o bien dos enanas blancas chocan y colapsan produciendo el astronómico estallido. Este parece ser el caso de la SN1006 ya que el resto que ha quedado es una enorme burbuja de polvo y gas con un diámetro de 70 años luz. Para que nos hagamos una idea, su estuviéramos en el centro de esta gigantesca bola, los límites llegarían hasta más allá de muchas de la estrellas que nos rodean, incluyendo Alfa Centauri, Barnard y Gliese 710.

La enorme burbuja de polvo y gas de 70 años luz de diámetro que ha dejado la SN1006 vista en rayos x
- Foto vía Meowist -

La gran burbuja de gas es el resultado de una explosión termonuclear tan violenta que expulsó todo el material a una gran velocidad, generando una onda de choque que encabeza al material eyectado. Esto hace que las partículas sean aceleradas con energías extremadamente altas, produciéndose los reflejos azulados que se ven en la imagen en rayos x de la gigantesca burbuja.